VEGA

Tratamiento de lodos

Eliminación de lodos residuales

La eliminación de los lodos residuales es cada vez más difícil debido a las normativas legales. Actualmente, el uso tradicional de dichos lodos en la agricultura está limitado. La mejor forma de eliminar los lodos residuales es la incineración. Para garantizar un transporte económico y una incineración efectiva, es necesario secar los lodos residuales. El lodo, con un elevado componente húmedo, se seca en distintos procesos hasta un contenido de humedad residual de aprox. el 10% y se almacena en silos o contenedores. Para que los equipos de secado tengan un funcionamiento económico, es necesario disponer de una tecnología de medición precisa y fiable.

Detección de nivel con VEGAMIP 61

El abrasivo lodo residual se almacena en distintos depósitos según el proceso de tratamiento. Para garantizar una detección de nivel segura, se requiere un sistema de medición que resista las cargas mecánicas. La medición sin contacto con la barrera de microondas representa la solución ideal. Gracias a su medición sin contacto directo con el producto, puede monitorizarse el llenado de silos y contenedores abiertos.

Tampoco existe el riesgo de daños mecánicos al extraer el contenedor de transporte, ya que la barrera de microondas se monta en el exterior del contenedor.

» VEGAMIP T61

Conexión de proceso desde G1½ A
Temperatura de proceso -40 … +80 °C
Presión de proceso -1 … +4 bar
(-100 … +400 kPa)

» VEGAMIP R61

Conexión de proceso desde G1½ A
Temperatura de proceso -40 … +80 °C
Presión de proceso -1 … +4 bar (-100 … +400 kPa)